lunes, 2 de octubre de 2017

Madrigal #1

Acaríciame lento,
sin prisa ni atropello;
déjame escalar despacio tu cuello;
que dure para siempre este momento.
Solo la piel y el vello
sabrán nuestros secretos escondidos.
Acaríciame lento,
soltemos los deseos retenidos;
alimenta este corazón hambriento
que sin ti, está perdido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario