lunes, 2 de mayo de 2016

Punto

Punto y aparte.

Lanzándonos a otro precipicio. Pasando hoja. Abriendo otro capítulo.

Punto y seguido. Con la misma sonrisa, creando el destino.

Punto y coma; un descanso, pequeño respiro.

Dos puntos: declaración de intenciones, de promesas, de te quieros (in)cumplidos.

Punto y final.

Soledad. Nada más.


O mejor, puntos suspensivos...el resto del poema es tuyo y mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario