viernes, 11 de marzo de 2016

Perspectiva

¿Cómo estás? Supongo que me sigues odiando,
realmente tienes todo el derecho del mundo. Yo
intento vencer la tentación de seguir imaginando,
sabiendo que si cojo un futuro, lo hundo.
Te juro que sigo sangrando y lamentando,
ideando un plan que aleje el Invierno;
necios intentos, aunque a ratos,
aún me veo consiguiéndolo en sueños.

También tiene gracia perderse en un laberinto
en tu propio interior, preguntándote tus propios acertijos.

Encuentro la salida, a veces, pero la cierro con llave,
consiguiendo encerrarme aún más; y
hoy, cuando parece que el Sol sale,
oscuras nubes de recuerdos vuelven a llorar.

Dicho así suena a metáfora, a verso amable,
en vez de mostrar lo que hay detrás.

“Mentira”, supongo que es lo que pensarás.
En verdad suena poco creíble:
no parecemos honrados los locos y nuestro llanto.
Ojalá te des cuenta de que no se fingir estar triste
Sin embargo, se ocultar las quemaduras del verano. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario