lunes, 27 de julio de 2015

"Los días no vividos"

Dicen que reconforta más regalar a que te regalen. Agradecer, a que te agradezcan. Ayudar, a que te ayuden.

No puedo asegurar que esas afirmaciones sean ciertas. He tenido ciertas experiencias que apuntan en esa dirección, pero todavía no puedo confirmarlo. Pero si puedo deciros algo.

Duele más decepcionar, a que te decepcionen. Dañar, a que te dañen. Doler, a que te duelan.

No se puede avanzar sin abandonar. Besar sin dar la espalda. Elegir un camino sin dejar de recorrer otro destino.

Creo que las lágrimas de felicidad no son tal. Son el contrapeso que se debe pagar por una sonrisa plena, unas lágrimas por las otras felicidades que no fueron.


“Viaje imposible hacia un no-lugar”

Entrad en este mundo. Un mundo de todas las elecciones que no tomasteis. De todos los caminos no andados. Tomad vuestro tiempo, y pensad si un camino es mejor que otro, y pensad si cambiaríais el rumbo. Y decidme cual es vuestra escala para medirlo.

“Recuerdos falsos logré proyectar”

Toda elección conlleva sus posteriores arrepentimientos. Nadie está libre. Siempre quedará la pregunta. Aunque estés seguro de tu decisión. Tu menta viajará a todos esos finales alternativos de tus historias, y a todos esos nuevos comienzos nunca conocidos.

“El mundo para y nadie puede juzgar. ¿A quién le gusta ser un blanco fácil?”

Los seres humanos, para mal o para bien, tenemos imaginación. Y aspiramos a una felicidad plena continua inexistente, al menos en este mundo. Eso también nos hace magníficos, ambiciosos. Inconformistas que mueven el mundo. Inconformistas que nunca podrán estas satisfechos. Inconformistas. Y todos somos así, y todos somos susceptibles de caer en la incertidumbre. 

“Por lo que jamás seré, niego al mundo como es, y así me convertiré en los días no vividos”.

Pero supongo que hay veces donde se debe avanzar, y elegir un camino, con la única ambición de acabarlo o, incluso, crearlo. Porque si te quedas en medio, te atropellan. Y así, el ser humano se convierte en 50% elección, y 50% descarte. Para agarrar algo con la mano, debes soltar primero lo que ya tenías. Para coger algo lejano, debes pasar de largo de lo cercano; para coger algo cercano, detenerte y dejar que lo lejano se distancie. Aún así, confío en que todos los caminos te lleven a tu posición correcta en el mundo, con atajos o con rodeos.


“Sin brindar celebraré los días no vividos”

Por ello, no-brindemos por todos esos días, esas vidas que no hemos vivido. Por todas esas posibilidades que no hemos explorado, por explorar la que actualmente vivimos. Y, en homenaje a todos los descartes, vivamos plenamente nuestra elección. Que hayan servido para algo.




jueves, 23 de julio de 2015

Soneto en Ausencia Sostenida

Estás callada, sabes, como ausente
Y esta noche escribo los versos más tristes
Lo que diga Neruda suena a chiste
Yo quiero que me hables caóticamente

Y cualquiera diría: “Está demente”,
Porque tu silencio llega y me embiste
Suena más fuerte que un grito, persiste
Y mi corazón sufre un accidente

Creo que será verdad y que estoy loco
Porque mi almohada me habla con tu voz
Y cada noche sueño que te toco

La pared se transforma en altavoz
La lámpara me ilumina cual foco
Recordando mi soledad feroz.

lunes, 20 de julio de 2015

Los olvidados

Hoy volvía a tener una sesión.

- Bueno, hoy yo creo que va a funcionar, ¡así que espero no volver a verte por aquí!- le dijo la enfermera.

La media de duración de los tratamientos era de dos semanas. La persona que más tiempo se había mantenido ingresado llegó a un mes. Sin embargo, él ya llevaba tres meses, sin ninguna mejora aparente.

-Venga, ¡empecemos!- exclamó la enfermera.

Él veía el techo. Sentía todas las herramientas entrando en los puntos de su cabeza señalados por los manuales de medicina, las corrientes eléctricas que le dejaban sin poder hablar durante cuatro horas, ese dolor en el pecho. Sinceramente, él creía que eso no iba a servir para nada, y que pronto moriría. Su cuerpo no podría soportar estos tratamientos durante más tiempo. Pero quizá fuera la única solución.

Oía todos los ruidos rutinarios. Escuchaba los comentarios de los profesionales, quienes querían llevarle a un congreso nacional para estudiar su caso. Sentía aguijones en la cabeza. Sentía calambres en el cuerpo. Ya casi no recordaba ni su nombre.

Pasa un minuto. Dos. Treinta. Una hora.

- Bueno, pues ya está. Ya sabes, no te muevas hasta que te traigan la comida. Si necesitas algo, toca la campanilla. Si todo va bien, dentro de un par de días estarás en tu casa.


“Si todo va bien, dentro de un par de días estarás en tu casa”. Había escuchado esa frase decenas de veces. Sabía que las cosas no funcionaban así. Además, ya ni siquiera sabía dónde estaba su casa, ni si tenía una casa. Sólo dos recuerdos se mantenían totalmente nítidos en su cabeza.

El primero, el recuerdo de su médico entregándole la tarjeta de la clínica.

- Aquí podrá solucionar su problema. En un mes, como máximo, se habrá olvidado de lo que tanto le hace sufrir. Solo necesito su consentimiento firmado, y en un mes volverá a ser feliz.

El segundo, la despedida.

- Lo siento. No puedo seguir con esta relación. Es hora de que cada uno recorra caminos distintos. Siempre te recordaré con cariño. No llores. El tiempo todo lo cura. En unas semanas, ni te acordarás de mí. Adiós.


Pero no. El tiempo no lo cura todo. Ni siquiera la famosa lobotomía lo cura todo. Él no recordaba casi ni su propia cara. Pero la imagen de ella estaba clavada en él tan profundamente que solo algo podría hacer que la olvidara: la Muerte. La cual no tardaría en llegar si seguía en esa clínica. Puede que fuera lo mejor.

Llega la noche. Casi tan oscura como su mente. Se duerme.

Amenece. Suena el despertador.


Hoy vuelve a tener una sesión.

El problema es que su recuerdo no esta en su mente. Esta tatuado en su alma.


martes, 14 de julio de 2015

Happiness

Te veo avanzar contra las barreras del mundo
Sin miedo a las caídas, a los golpes, a los baches
Te veo avanzar contra tantos prejuicios, tantos chacales
Vistiendo tu sonrisa perpetua como escudo

Te veo avanzar y sé que no existe nada más puro
Sin miedo a las rocas, a los acantilados, a perderte en los mares
Te veo avanzar venciendo sin pestañear todos los males
Como si todo lo oscuro solo fuera humo

No sé cómo has llegado a ser tan auténtica
Consiguiendo sobrevivir a tanta mediocridad
Andando a contracorriente, con todo lo que implica

No sé cómo has llegado a ser tan vital
Como coges mis problemas y los simplificas
No sé cómo definirte sin usar la palabra “Felicidad”.


miércoles, 8 de julio de 2015

La que hace que sonría

Es la que me empuja, me invita
me motiva para llegar a la cima
Es esa esquina donde la vida gira
Dirección a la Alegría

Es la Estrella que más brilla
Cubriendo el gris asfalto de purpurina
La que cuando todo va mal, me alivia
Por la que haré todo lo que se me pida

Es la que me lleva más arriba
La que vuela por el cielo y si hay nubes, las esquiva
El fuelle que mi ilusión aviva
Las manos que me dan energía


Es algo más que una simple amiga
Que me saca de carreteras secundarias, dirección a la autovía
La que ha conseguido embellecer esta alma raída
Es aquella persona que, con todos estos versos, rima.

En verano es mi piscina
En invierno me abriga
La que, cuando lo necesito, me anima
Es aquella persona que, todos los días, hace que sonría.

domingo, 5 de julio de 2015

Soneto en Herida Mayor

Parecía tan fácil la intersección
La flecha señalando ese camino
Así tu Amor convertido en destino
Flecha de Cupido en el corazón.

A menudo prefiero esa tensión
Ser ese fuego que todo lo arruino
Beso que lanzo bien, pero no atino
Invitado convertido en ladrón

Supongo que es un defecto de fábrica
Dejarme el corazón hecho pedazos
Si me permitís, mi alma testifica

Como ella se compone de retazos
Como ella misma así se mortifica
Como esconde puñal en los abrazos.

jueves, 2 de julio de 2015

Tener vocación no es una obligación

Muchas veces habrás escuchado: "persigue tus sueños", "sigue a tu corazón", "trabaja en lo que ames" y similares. No vengo a decirte lo mismo. Vengo a plantearte algo que me sucede y creo que puede sucederte a ti.
¿Qué pasa si no sabes cuál es tu sueño? ¿Si tu corazón no se decide, o no encuentras el trabajo que amas? Siempre nos están diciendo que debemos salir a la calle y perseguir nuestras metas. Pero, ¿y si no tienes una meta clara? Muchas son las personas, sobre todo jóvenes, que se encuentran en la situación de estar perdidos en su camino, sin saber hacia dónde avanzar, y sin saber qué quieren de la vida o cuál es la vida que esperan. Desde pequeños nos han enseñado que debemos tener una vocación. Que nuestro trabajo debe ser nuestra vocación. De esta manera, tener vocación se convierte en una obligación, y esto no debe ser así. Quizás en vez de una vocación clara tengas muchos intereses. O simplemente te gusta vivir. Os cuento mi caso.
He estudiado una carrera que no me llenaba. Ni el trabajo que voy a realizar tras terminarla. Pero, de hecho, no se me ocurre ningún trabajo que me llene. ¿Cómo persigo entonces mis sueños? Aquí va mi frase cabecera: "Vive la vida que amas, ama la vida que vives". Así de simple. Si no sabes a lo que te quieres dedicar en un futuro, no te preocupes. Ve tomando las decisiones que consideres más oportunas y vive la vida con una sonrisa. Lo importante, al final, son las relaciones con las personas; así que céntrate en ellas. Nunca sabemos dónde nos va a llevar la vida. A lo mejor descubres tu vocación con cincuenta años. O a lo mejor trabajas de oficinista en un trabajo que no te llena, pero en ese trabajo conoces a la mujer o al hombre de tu vida, y tu sueño es vivir feliz con él/ella y vuestra familia.
No os preocupéis si andáis perdidos, o no encontráis vuestro camino. Es lo más normal del mundo. Ve tomando las decisiones que creas más apropiadas, sin arrepentimiento; y si te equivocas, para eso está la vida, para cometer errores. No tengas miedo a vivir. Espero que mi ejemplo te sirva: no tengo ninguna vocación clara, la única vocación que siento dentro es la de vivir y ser feliz. Y poco a poco lo voy consiguiendo, aunque no tenga un trabajo que quiera desde pequeño ni un sueño extraordinario que perseguir. Mi vocación es aprovechar la vida, sea en el lugar que sea. ¿Te unes a esta vocación?
[Texto publicado en The Idealist]

miércoles, 1 de julio de 2015

Luz.

“Eres tú quien va a cambiar el mundo, quién destrozará las teorías de la humanidad.”

No sé como lo has hecho, y quizá ni quiera saberlo.
Me has tocado desde lejos y trasformado sin que yo pudiera verlo.
Me has hecho seguir tu estela hasta después del acantilado,
consiguiendo, a la vez, que no me caiga, que no tropiece,
y todo porque estás a mi lado.
Has despejado todas las inseguridades con un beso.
Con una caricia, toda mi tormenta la has calmado.
Has llegado, sin llamar, sin avisar, sin permiso, y has entrado.
Y te quedas sin miedo, sin que mi corazón pueda sentirte como un elemento extraño.


Eres como ese alma hace tantas vidas atada a mí y que de repente he encontrado.
Es raro.
Pero es como si hubiera encontrado el camino a mi hogar.
Como si hasta ahora no hubiera sabido por dónde ir, por donde caminar.
Hasta que llegaste tú para demostrar que existe ese lugar
Que tanta gente quiere, que tanta gente imagina, que tanta gente busca.

No sé como lo has hecho, y quizá ni quiera saberlo.
Soy tuyo.
Desde aquel momento.
Desde el minuto uno.


“Eres tú el duende oculto que alimenta mi locura y consume toda realidad.”