domingo, 7 de junio de 2015

Tic-tac

El despertador.
Los cinco minutos más entre las sábanas.
El agua en mi cara.
Las tostadas con mantequilla.
El café del desayuno, con leche desnatada.
La llovizna al salir a la calle,
O el calor del sol, depende de la mañana.

Las ocho horas de trabajo. La media hora del almuerzo.
Todos los días igual, con la rutina al acecho.
La comida precocinada.
La siesta de veinte minutos, y el cansancio para toda la tarde al levantarse.
El paseo por la plaza, el campo o el parque.
La lectura de “El palacio de la Luna”, “El guardián entre el centeno”
O algún libro de poemas, de esos que, al leerlos, te regalan besos.

La cena sencilla.
La pieza de fruta de la noche.
La televisión discutiendo enfrente de tu silla.
Guardar los platos, poner el lavavajillas.
Irse a la cama.
En la espalda, otro día.

Si buscas entre las frases quizá intentes encontrar lo que falta
Quizá algo de ocio, deporte, un trabajo menos rutinario
Quizá lo que falta sea una buena comida
y dejar de calentar en el microondas tortillas
o simplemente dejar los debates y ver películas.
Da igual, todo es mentira.

Puedo cambiar la dieta, las actividades o el trabajo.
Pero da igual.


Por muchos cambios que haga, todo seguirá a la par.
Todo, a no ser que cambie el despertador por tu cara en la almohada
El agua fría por tus manos en mi mejilla.
Cambiar el café que no me despierta por algo que si lo hace, como tu risa.
Dejar de pensar en el clima y preocuparme solo por el Sol de tus ojos.
Trabajar como forma de que pase el tiempo para verte antes
Para estar por fin en casa, solos.
Compartir en la espalda todos esos días
Y transformarlos en pequeñas conquistas,
En esos momentos, que pronto serán recuerdos
Recuerdos que, si son contigo,
Valen más que cualquier futuro eterno,
Futuros que, si son sin ti
Son rutinarios, grises, vacíos.

Si buscas entre las frases no verás tu nombre
No pensarás en tu risa, ni en tu Sol;
Lo único que podrás encontrar es a este dormilón
Que creo que algunos llaman Corazón.
Esperando que vengas como Amor de Verano para despertarlo
Y pasar el resto de Inviernos a tu lado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario