lunes, 8 de junio de 2015

Loco, insensato, iluso

No llevo toda la vida con ella. Ni un año.
No conozco todavía sus historias y sus daños.
No sé de donde viene, o a donde ha llegado.
No puedo enseñaros cientos de fotos juntos
-ni una, dicho sea de paso-.

No puedo hacer muchas cosas de las que debería poder hacer si la hubiera estudiado
O como si llevara media vida a su lado.
Pero creo que si necesitas eso para querer a alguien, estas equivocado.

No pudo decir a que colegio fue de pequeña, o cual es su película favorita
Pero puedo describirla de una forma muy sencilla.
Solo necesito coger un papel, bolígrafo y empezar a escribir una lista:

De todas las cosas que me gustaría que tuviera una chica,
De todas las cosas que he aprendido junto a su alma en otras vidas,
De las mil formas diferentes que tiene de recargarme las pilas,
De las cien frases que más nos hemos dicho y que están tan repetidas,
De lo imposible que es calmarme cuando estoy hablando con ella, ni con diez tilas.
De esos dos ojos que tiene, que te atraviesan incluso a través de las fotos.
De cómo antes me acostaba pronto, y ahora trasnocho.


No puedo decir que la conozca como la palma de mi mano, o como si la hubiera parido
-de hecho, resulta raro esto último siendo chico-
No conozco más que el 10% de su Iceberg, de su Corazón, pero mira,
Con ese poco ya no la alcanzan el resto de personas, con ese poco ya está por encima
Llamadme loco,
pero prefiero amar con locura.
Llamadme  insensato,
por sonreír solo conociéndola durante tan poco rato.
Llamadme iluso,

pero creo que dentro de poco podré decir sin miedo que la amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario