sábado, 20 de junio de 2015

Hay algo mejor que los sueños

Él creía que si deseabas algo mucho, si soñabas  muy fuerte, se haría realidad. No sólo aquellas cosas que se controlan, sino todo. Y él soñaba con ella. Soñó con ella desde que era consciente. Aunque en algunos momentos pudiera soñar con otras, es cierto. Pero tarde o temprano volvía a soñar con ella. A ilusionarse por ella.

Pero claro, solo era la chica de sus sueños. Y aunque su fe era inquebrantable, poco a poco fue desapareciendo el entusiasmo. Tantos años, y ni rastro. Había sido feliz con otras almas,  pero siempre volvía ese fuego en el fondo de la suya, esa voz, para decirle que ella existía, que tenía que existir. Pero hubo momentos, aunque no le gustara admitirlo, que perdió la esperanza. El mundo te enseña a ser realista, y al final te preguntas si estará en lo cierto. Si los soñadores pasan la vida durmiendo y se la pierden. Porque él soñaba de noche y de día.

Sin embargo, dentro de él existían esas ascuas que no se apagaban. Y un día llego alguien que supo como encenderlas. Como devolver ese entusiasmo, esa ilusión.



No os voy a decir si era la chica de sus sueños, porque creo que no merece la pena pensar eso. Ella era algo mucho mejor. Era la chica con la que no perderse la vida soñando, sino vivir los sueños. Era la chica con la que quemar el cielo. No os voy a decir si era la chica de sus sueños, porque era algo mucho mejor. Era la chica de su realidad. 

4 comentarios:

  1. ELOOOOYYYYYY (LLLLLL) me encanta!!!! Es que no puedo dejar de decirte que me encanta lo que escribes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas Gracias! Si te digo que ahora mismo no se quien eres no pasa nada no? jajajaja :D

      Eliminar
  2. Hola, me ha gustado mucho la entrada. Es realista, muy realista.
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas Gracias ^^ Nos vemos por estos lares :D

      Eliminar