viernes, 1 de mayo de 2015

Perdón

[Por una vez no puedo reflejar en algo tan "encorsetado" a veces, como es un poema con su estructura, todo lo que quiero decir. Por eso es necesaria una pequeña introducción. Una dedicación. Esto va para todas aquellas personas a las que he hecho daño. En nuestra vida vamos a tener muchas relaciones, con muchas personas: de amistad, de amor... Y estas últimas supongo que son las peores. Porque unas veces intentamos ser agradables y creamos ilusiones, otras veces intentemos que nos amen y, cuando lo conseguimos, dejamos de amar. Otras veces, simplemente...se apaga la llama. O se quema la cerilla. Esto lo mando a todas aquellas personas a las que he hecho daño en una relación. No quiero. No me gusta. Cuando empiezo algo no creo que vaya a acabar mal. Cuando empiezo algo confío en que vaya a salir bien. Si lo empiezo, es porque quiero ese futuro. Pero la Vida cambia. Las Personas cambian. Los sentimientos cambian. Y no se puede hacer nada. No se puede robar días a la persona amada para no hacerla sufrir. Eso es el peor castigo. Incluso aunque sigas amando a alguien, a veces la relación no funciona. Y no es algo que se pueda explicar. Es algo que simplemente pasa. Quizá no es el momento. Quizá no es el lugar. Quizá en un futuro...pero solo es un quizá. La verdad es que en ese momento no puedes hacer más. Dejarlo, dejar de mantener con vida algo que ha muerto dentro de ti. Sacar el cadáver fuera para entenderlo, para enterrarlo, para pasar el duelo. Para que tú, y la otra persona lloreis el sufrimiento y, con el paso del tiempo, superéis ese momento. Y seáis felices, con una experiencia que fue buena y mala, que tuvo su cara y su cruz, como cada Día que vivimos. 

Aquí va. Lo siento.]


Siento todo las cicatrices, siento todo el daño
Pero a veces soy fuego
A veces ardo,
Y quemo todo alrededor, sin querer
Viendo la destrucción que dejo

Juro que no busco eso cuando empiezo
Solo busco amar y ser amado, como todos, supongo
Pero sí, acabo destrozando
Y Lo siento
Pero el amor no se elige,
No se puede continuar cuando es un no
Cuando cada día es resistencia, cuando todo es dolor
Anestesiado por la rutina, por una falsa zona de confort

Y es que hay una cosa que se aprende cuando creces
Cuando duele
Que como dijo aquel poeta
“El amor no siempre es suficiente”
No todo es quererse,
Porque te quiero, pero no puedo estar contigo,
No en este momento, no en este lugar,
Ni siquiera como amigos


¿Pero qué hago?
No puedo amar obligado
Seguir en una relación por no hacer daño
Que es la peor forma de quitar un futuro, de robarlo
¿Acaso sería mejor no haber empezado?
¿No haber vivido esos besos, esas caricias, esos abrazos?
Lo siento, no creo en esas soluciones
Perdón por el daño hecho, perdón por el que queda por hacer, si queda alguno
No quiero hacerlo, pero tenemos que vivir
Tenemos que enamorarnos, y desenamorarnos
Tenemos que amar, ser amados,
Doler y ser dolidos


Fuiste todo, y te quise como tal
Te ame cada instante como te merecías
Hasta que un día ya no podía
Y vino la verdad, el dolor, la explosión
Y te aseguro que es verdad, lo que dice Leiva
Que “La pena pesa un kilo más para el que parte”
Y si puedo llevar esa mochila tan pesada
Con tantas despedidas, y tantos dramas
Es porque sé que fue para bien
Que el destino sabe lo que hace
Que si algún día volvemos será porque debe ser así
Y si no lo hacemos, será porque es la única forma de que seas feliz

No quiero dejar de pedirte Perdón
De poner otro Lo siento en este folio
Siento todo el sufrimiento, todas las heridas
Pero…creo que lo repetiría
Porque lo vivido supera con creces lo sufrido
Porque fuiste mi mejor expectativa
Pero a veces no se cumplen, y a veces solo queda eso
Un abrazo, una despedida
Lo siento. Siento todo el daño.
Lo siento mucho. Pero es así. Es la Vida.

2 comentarios: