sábado, 30 de mayo de 2015

Tu mi idea y yo tu coautor.

A veces creo que te tengo idealizada
Como una ilusión materializada y prefabricada en mi cabeza
Como si hubiera diseñado un vestido a tu medida con mis caricias
Pero que no me deja ver la realidad tras esa tela.

Que no existes más que en mi pensamiento
Que tus virtudes las he exagerado,
Que tus vicios los he olvidado
Que cuando te imagino me miento.

A veces creo que sin el maquillaje del enamoramiento en mis ojos
Quizá no seas tan perfecta, tan mía, tan sueño hecho realidad
Quizá persiga una quimera, y cuando la alcance lo único que haré será despertar
Y darme cuenta de cómo son las cosas en verdad.


Que no encajamos tan bien como un puzle
O como piezas de lego
Que tus brazos a lo mejor no me cubren
Y los míos no serán tu refugio.

A veces creo que te tengo idealizada
Pero sé que en esos consiste el amor
Y que si tengo que idealizar a alguna mujer en mi vida

Prefiero que seas tú, corazón.

jueves, 28 de mayo de 2015

Rubia de armas tomar.

Desde el principio sabía que no podría abarcarte en una poesía. Eres demasiado indomable como para encuadrarte en esquemas y versos. Si lo hubiera intentado hubiera roto el papel, así que directamente lo he dejado y he pasado a la típica prosa, que se le va a hacer.

Para los que no la conozcáis, os diré que aunque llevarais cinco años con ella tampoco la conoceríais. Tiene más recovecos que los rizos de su cabeza. Y son muy rizados. Cierto que nunca llegamos a conocer a ninguna persona del todo, pero de ella creo que solo se puede conocer un 10%, como un iceberg. Solo los nacidos para bucear en aguas heladas podrán llegar a su corazón cálido.

Para los que no la tengáis al lado, os diré que no intentéis tenerla. No se le pueden poner diques al Mar, y ella es un Océano. Si intentáis achicarla acabaréis hundidos, ya os lo he advertido. Nunca sabes si has caído en un remolino. Y por favor, es mejor verla volar por el cielo que verla cerca de ti pero entre rejas. Jamás la encerréis. JAMÁS. Me enfadaría mucho.

Para los que intentéis conquistarla, no lo hagáis con rosas, hacedlo con risas. Sed auténticos. Si tiene que ser será, si no tiene que ser no será. Entregaros a ella sin miedo, sin coraza. Si os daña, daréis las gracias porque haya sido ella quien os ha hecho esa herida. No puede haber más honor ni mayor nobleza en esta vida que tener una cicatriz con su nombre.

Para los que no sabéis mirarla, os diré que ahondéis. Ahondar en sus ojos verdes y en la comisura de cada una de sus sonrisas. Tened sensibilidad para tratarla como se merece, como a las Flores. Regarla cada día, pero cuando sea un cactus dejarla tranquila, no querréis ahogarla. Cuando sea una enredadera dejaros enredar. Y por favor, recordad que no es una planta de interior. Es una Flor única que necesita Sol, Viento, Libertad. 


Y ahora que soy libre más allá de una decena de palabras, puedo hablarte directamente a ti. Ya sabes que me sorprendiste desde que te conocí. Que me pareces una persona extraordinaria. Muchas personas suelen parecerme extraordinarias, pero que le voy a hacer. Me rodeo de buena gente. Y tú lo eres. Y por eso mismo te quiero decir que no cambies nunca, si no es para ser más feliz o mejorar. En ese caso sí. Crece, pero tu esencia mantenla. No dejes que este Mundo ahogue la inocencia de tus ojos, la sinceridad de tus labios, la calidez de tus abrazos. No dejes que malas experiencias apaguen tu luz. Úsalas para aprender a brillar más. Eres una personita muy muy muy especial y única. A veces me gustaría conocerte más, hablar más contigo. Pero sé que todo llega a su debido tiempo, y no seré yo quien te encierre en la rutina o en una pecera. Si para encontrarte un día tengo que buscarte en cada Mar, lo haré. Porque sé que será la única expedición que merecerá la pena. No sé si yo podré aportarte algo tan importante como todo lo que tú me enseñas con tu vida. Si no puedo, lo siento. Y ahora toca ponerse un poco más ñoños. Tu mirada es la prueba de que Dios existe, así que cuidaré que siempre mantengas esos ojos de niña pequeña, tan curiosa, asombrada y feliz. Y si algún día necesitas a alguien y no sabes a quien, intenta llamarme, que intentaré hacerlo lo mejor que me permita mi condición. En fin, que te quiero.


¡Ah! Para los que no sepáis su nombre, pongamos que se llama Lola. Lolita. Lola.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Hecha de cicatrices

De pequeña se cayó de la bicicleta, y aprendió que los rasguños se curan con alcohol,
 aunque lo malinterpretó;
por lo que ahora va de bar en bar,
Intentando cauterizar cada herida que le dejaron en su interior
Ahogando las penas en cerveza, vodka o ron
Olvidando en cada cama los recuerdos de su olor

De pequeña le dijeron que un clavo saca a otro clavo,
Y así acabó con el corazón agujereado
Habiendo tenido a decenas de hombres a su lado
Solo para intentar dejar atrás su pasado
Sin saber que el sexo de una noche no puede borrar
Lo que un amor de verdad ha dejado tatuado

De pequeña le dijeron que hay muchos peces en el mar
Por eso, se ha transformado en cebo
Cree que de esa forma podrá pescar más
Para encontrar en alguna barra a su hombre ideal
Sin saber que para que te amen primero, tú te tienes que amar
Y se convierte en el anzuelo de una caña rota que no sabe arreglar


De pequeña le dijeron que no existen los cuentos de hadas
Algo que ella aprendió cuando se tiró de ese acantilado
Sin paracaídas, sin cuerda, sin colchoneta
Creyendo que su ángel la sujetaría antes de llegar abajo
Sin saber que algunos ángeles tienen alas hechas de mentiras
Algo que le enseñó esa caída.

De pequeña le dijeron muchas cosas
Pero nada que le sirviera para la Vida real
por lo que ahora va de bar en bar,
Intentando cauterizar cada herida que le dejaron en su interior
Ahogando las penas en cerveza, vodka o ron
Olvidando en cada cama los recuerdos de su olor

martes, 26 de mayo de 2015

Estrella

Ella era tan brillante que nadie sabe como sucedió
Como se quedó en una escala de grises
¿Cómo es posible que provoque eso el amor?

Tardes de parque, paseos y cines
Al principio todo tenía ese nuevo sabor
Que te hace pensar que esta vez es la de verdad
No habría empezado esta historia si supiera cómo iba a acabar

No hablo de maltrato físico, no se atrevió a dar ningún golpe
Pero hay heridas que duelen más que puñetazos
Los gestos, las palabras, los abrazos;
Todo aparentaba un amor que estaba ya hecho pedazos

Días sin dar señales de vida
Decenas de whatsapp sin contestar mientras ella leía “en línea”
¿Acaso es tan difícil dejar de hacer ese daño,
Ser un caballero y, llegados a ese punto, dejarlo?

Bien sabía él que ella no se iría
A veces el amor envenena la razón
Y hace que se acabe en una espiral de dolor y desesperación
Sin encontrar salida, sin encontrar un camino de huida para tu corazón


Te encierras en una relación que duele, que quema
Pero no por la pasión, sino por no enmendar tu error
Tu falta de visión, tu intento de comprender su actitud
Sin querer reconocer que todo va de mal en peor

Y da pena ver morir a una estrella
Porque un agujero negro no sabe entender su valor
Porque no la tratan como merece
Y ella no se atreve a decir un “no”.

Y  lloró por ella sin que lo sepa
Sin que imagine todo lo que me cuesta
Conocer la situación pero no hacer nada
Porque salir de ella es decisión suya y de nadie más

Solo me gustaría decirle algo
Eres extraordinaria, y te estás apagando
Por favor, no dejes que te traten como no mereces
No te quedes encerrada en una relación tóxica
Diciéndote que todo mejorara alguna vez
O intentando llamar la atención de formas que no te hacen ningún bien
Vive, y si no puede ser con él, aléjate
No merece la pena llorar lágrimas de sangre
Por quién no alcanza a comprender
Lo que una mujer que te da su amor vale
Y sé que tu lo sabes, sabes que vales más que esto
Así que por favor, intenta escuchar lo que te dice la cabeza y el pecho
Y atrévete a dar el paso, un pacto o un ultimátum
Pero sal de esa situación, y date cuenta de que no merece la pena compartir el lecho

Con alguien que no se inmuta con cada uno de tus dedos, cuando le miran tus ojos, o cuando le roza tu pelo.

El porqué escribo lo que escribo

[De verdad que intento escribir otras cosas, y a veces lo consigo, pero el corazón se niega a escribir lo que no salga de dentro. Desde Bécquer hasta Espronceda, siempre los mismos temas. Supongo que lo entenderéis mejor si os lo muestro en verso, así que atentos.
]

La verdad es que los poetas podemos sonar repetitivos
Siempre hablando del amor, del desamor, del dolor o del olvido
Pero os juro que yo no busco eso cuando escribo
Simplemente, es con lo que el papel quiere que cubra su vacío

No es que sea un tipo de postureo
Ni el amor el tópico más fácil de tratar
Simplemente es lo que sale de dentro
Supongo que es lo que pasa por estar hechos para amar

De verdad que no es por sonar romántico
Por tocar vuestros sentimientos con esta sensación universal
Por llegar de una manera más rápida a vuestro interior
Simplemente, es lo que el corazón late de una manera más real

Podría hablar de política, de humor, de la sociedad
Podría hablar del trabajo, de la música o de la Universidad
Podría hablar de muchas cosas, pero simplemente no puedo,
no es de lo que me hablan mis poemas cuando me susurran sus versos

Y entiendo que algunos no lo entiendan
Que digan “si escribir sobre cualquier cosa es fácil”,
Que crean que escribimos del amor por ser el tema más común
Entiendo que piensen eso cuando no les habla el lápiz

Y lo entiendo, de verdad, y también es poesía hablar de todo lo demás
Pero simplemente no sé como versar sobre otra cosa que no sea el amor
Desde que la conocí por casualidad aquel verano
Y me di cuenta de la poesía que había en el calor de sus abrazos
En su forma de hablar, de caminar, en la poesía de cada uno de sus pasos sobre el asfalto
Porque cualquier acera se convertía en alfombra roja si tú la pisabas
Porque tu sonrisa no cabe en el diccionario, y nunca podrá ser escrita
Porque sin ti mis días no podían ser llamados Vida

Simplemente no sé como versar sobre otra cosa que no sea el desamor
Desde que aquel Invierno se despidió de nuestro futuro juntos
Desde que me dijo que no era el momento,
Que para no romperme no necesitaba que me sujetaran sus brazos
Y eso lo escuchaba yo desde el suelo, hecho pedazos


Hecho de trozos de París, Venecia y Madrid, que sin ella
Solo son canales sin brillo, Torre Eiffel sin vistas, ciudad inmensa y vacía,
Asfalto que no es camino.

Simplemente no sé como versar sobre otra cosa que no sea el dolor
Desde que pase dos primaveras viviendo en él, dos primaveras sin color
Sin flores ni olores, donde solo destacaba esta punzada que sentía en el corazón
Primaveras donde la veía en cada esquina, en cada bar y al final de cada vaso
Y al final de cada beso que solo traía vacío y placer sin amor
Como iba a escribir en esa época de otra cosa que no fuera de mi cicatriz
Si era lo único que recordaba cuando probaba otro carmín
Sin tu sabor.

Simplemente no sé como versas sobre otra cosa que no sea el olvido
Desde que comprendí que mi futuro no era con ella
Que el corazón a veces se empeña en amar a quien no es para él
Alguien que solo significa frío, cadenas, pared
Que solo significa capricho, y que, tal vez
Solo es un camino que debe abandonarse cuando entiendes
Que algo mejor te espera más adelante

Y ahora, simplemente, no sé como versar
Sobre otra cosa que no sea la felicidad
Desde que viniste tú, mi otra mitad
El regalo que la vida me hizo en forma de mujer de 165 centímetros,
De pelo castaño, ojos claros y una de esas sonrisas que son de verdad
Que curan las heridas de tu alma con solo una mirada
Y que te enseñan que amar es a veces sufrir, y a veces vivir
Y no quiero escribir, ni vivir, ni hablar de otra cosa que no sea tu cuerpo al despertar
Tus buenos días con café, con tostadas y besos

De que van a hablar mis textos si no es de ti
Si cada línea lleva tu nombre, y cada párrafo busca hacerte saber
Que me has devuelto la primavera, las flores, y que me has hecho entender
Que vivir contigo no es imposible, que aunque seas mi mitad puede ser feliz sin ti
Pero que vivir sin tus caricias, sin tus besos ni tu olor
que  vivir sin tenerte a mi lado, es posible, pero vivo peor
y elijo VIVIR en mayúsculas contigo como compañera de viaje
 vivir como se debe, con alegría cada Lunes,
haciendo de los Domingos días que cuenten
y pintar tu vida de poesía y versos que, aunque lo intente

solo van a hablar de ti y de cómo destacas entre todo esa muchedumbre que se hace llamar gente.

domingo, 24 de mayo de 2015

VIVE

Desde aquí se puede oír tu lamento
Tan gris, tan triste y sincero
Pero escúchame, ahora viene lo bueno
¡Las palabras se las lleva el viento!
Y no hay mal que cien años dure, y todo lo cura el tiempo
Aunque sé que no conseguiré que estés contento solo con esto
Así que vamos un paso más allá, vamos a ponerle esfuerzo
A ver si sacamos esa alegría que guardas tan dentro
Diciendo cuatro cosas que aplicarás ya, en este mismo momento

Primero, no te quejes del peso que llevas
Que cada uno carga con su cruz y no sabemos lo que otras personas enfrentan
Y si la vida te ha puesto un obstáculo, te aseguro una cosa
Y es que solo te lo pone si sabe que puedes superarlo
¿O no has vencido muchas dificultades ya en tu vida, acaso?
Así que adelante, te invito a dar el primer paso
Atrévete, es fácil, si quieres te doy la mano
Que el miedo solo es ignorancia de un suceso
Y la mejor forma de enfrentarlo es atreviéndote a estudiarlo
Verle la cara, sonreírle y darle un abrazo


Segundo, la tristeza es una actitud, como la alegría
Una actitud que puedes echar con una sonrisa
Que se quedará en ti solo si la dejas
Así que, por favor, date prisa
Que un día sin sonreír es un día perdido
Y bastante cuesta avanzar para que a tu propio pie le pegues un tiro
Parar tirar los remos y ponerse a llorar, en vez de avanzar
A nadar aunque sea a braza con tu propia fuerza y sin más
O volar con tus alas en un vuelo sin motor
¿Qué que alas? Las de tu imaginación
Esas que salen de tu Corazón y que haces años abandonaste
En esos años en los que, según tú, maduraste
Y según yo, perdiste el billete de tu viaje
Y acabaste en la cuneta pensando que así es la vida
Sin saber que tu puedes cambiar todo pintando en el aire con tiza
Pintando en las mejillas con besos, saliva y caricias
Pintando el mundo con las buenas obras del día


Tercero, tus sueños no vienen a ti, lo siento
Hay veces que debes perseguirlos hasta que casi pierdas el aliento
Así que no te quedes en el sillón compadeciéndote
Y sal a la calle a luchar por ti y por tu gente
Nadie dijo que fuera fácil, lo que te digo es que merecerá la pena
Y que si necesitas ayuda, yo seré el viento que sople en tu vela
Mientras navegas y vences a la corriente para alcanzar tu meta

Cuarto, y por último, VIVE
No es muy  enrevesado, ni muy complejo; en verdad es muy simple
VIVE, VIVE, VIVE
Que tendrás tiempo de no hacerlo cuando estés bajo tierra
Pero ahora sigues andando sobre ella
No temas a la Muerte, teme no haber vivido la Vida
Lucha por tus sueños, por tu gente, por cada paso que des,

Y si quieres disfrutar de ella, no esperes, hoy es el mejor día.

jueves, 21 de mayo de 2015

Las cosas que se deben decir antes de que sea tarde.

Dicen que es ley de Vida
Que tan pronto estás aquí, como te vas un buen día
Sin avisar, sin darte tiempo para despedirte de tus amigos, de tu familia,
Y desde aquí toca agradecer todo, a los que ya no están, y a los que quedan,
para no esperar a ese día en que el Cielo se nos lleva.
Y aunque en el papel no cabe todo lo que siento
Espero que sirva de botón de muestra de todo lo que debo.

Gracias por todos esos momentos compartidos
Que quedarán en el recuerdo, ya sean pocos o muchos
Gracias abuelos, abuelas, tío
Porque los pequeños gestos que no apreciaba de pequeño
son los que me han hecho como soy, gracias a los que me mantengo
Gracias al Amor que me distéis y que tanto os agradezco
Por vuestro cariño, vuestro esfuerzo,
espero haceros sentir orgullosos
Porque sé que me veis desde el Cielo
Y que me acompañáis en el camino, ayudándome a no caer
Sois los mejores Ángeles de la Guarda que alguien pudiera tener,
Y siempre os llevaré  tatuados detrás de la piel.

Gracias a mis tías, por tanto sacrificio
Por tanta preocupación y tanto esfuerzo
Porque más que sobrinos, nos tratan como a hijos
Y  todo el amor que nos han entregado
Ni con todo el Oro del mundo podríamos compensarlo,
Por eso, hablo en mi nombre y en el de mi hermano
Cuando digo que sin vosotras el camino de la Vida sería menos amable,
Menos dulce, más duro, más caro.


Gracias a mis amigos, por aparecer en mi camino,
Tanto lo más recientes como los más antiguos
Sé que muchas veces estoy ausente
Pero sabéis que siempre que queráis me tendréis enfrente
Porque os debo mi adolescencia, mi juventud, mi crecimiento personal
Sois el punto de partida, el recorrido, y espero que sigamos juntos en el final.
Porque las metas saben mejor compartidas
Y no creo que haya podido elegir mejor compañía
Que la vuestra, para pasar cada día
Y vencer juntos a la Vida
Cumpliendo nuestros Sueños
No os lo digo mucho, pero también lo sabéis.
Os quiero.


Y gracias a mis Padres, a mi Hermano,
Por darme vuestros consejos y enseñarme todo lo que sabéis,
Por acompañarme por la Vida de la mano,
Por enseñarme todo aquellos que nos hace humanos
Y mostrarme lo que no se aprende en los libros ni en la Universidad
Por todas las caricias, los besos, los abrazos
Por cada desvelo y sufrimiento que solo Dios sabe que habéis vivido
Por cada preocupación por ayudarme en mi camino
Por cada arruga que sea mi culpa
Y es que si la familia no se elige, y es la única certeza
Yo solo puedo agradecer a Dios el haber caído en la vuestra.
Y solo puedo desear haceros sentir orgullosos, de la forma que sea,
Que al final digáis que el sacrificio mereció la pena
Y sabéis que no soy mucho de expresarlo
Pero sabéis lo que siento, os amo.

martes, 19 de mayo de 2015

Fijos

Dicen que siempre tenía los ojos fijos. No dicen que estuviera atenta a algo, o que tuviera la mirada perdida. Dicen que tenía los ojos fijos. Supongo que la única forma de explicarlo es compararlos con unos ojos de cristal. Tenía unos ojos que parecían de cristal.

La mayoría pensaba que serían lentillas, o simplemente tendría alguna enfermedad ocular. Algo que evitaba que la pupila se dilatara y se contrajera.

Yo nunca la volví a ver, pero siempre que me hablaban de ella mencionaban sus ojos fijos. Ni siquiera decían que fueran ojos tristes. Simplemente sus ojos siempre estaban fijos. Te miraban, pero parecía que fuera una mirada automática. Si la mirada es el espejo del alma, su mirada solo reflejaba vacío. Como si su alma hubiera huido de su cuerpo hace mucho tiempo.

Los que no la conocieron antes de ese Invierno pensaban que, simplemente, sus ojos eran así. Como quien los tienes más o menos expresivos; ella los tenía fijos.

Pero yo había visto esos ojos arder e iluminar París de noche. Había visto su mirada incendiando todo a su alrededor. Había visto como, al mirarme, sus pupilas se dilataban como si fuera noche cerrada. Yo había visto su alma y, creedme, era la alma más jodidamente bella que he visto en mi vida, y he visto muchas.

Y, como os he dicho, nunca la volví a ver desde el día que nos despedimos. Pero tengo una teoría sobre porque sus ojos se quedaron fijos.


Fue el día más frío de todo el Invierno.  Parecía que el clima acompañara a nuestros corazones. Ese día  todo estaba congelado a nuestro alrededor, y no pudimos actuar de otra forma que diciéndonos “Adiós”. Parecía que el hombre del tiempo hubiera elegido todo el decorado para ese momento. Ella debió llorar mucho. Muchísimo. Tanto que las lágrimas se agolparon en sus ojos y, viendo el frío que había fuera, se quisieron refugiar entre sus párpados, quedando congeladas para siempre, creando un espejo de hielo que, por mucho que pasarán Veranos, cubría su mirada.

Y sé lo que le paso a sus ojos porque desde ese día todos dicen que tengo los ojos fijos, como de cristal.


Supongo que nuestras almas decidieron no seguir a nuestros cuerpos, y estarán en algún sitio del Universo siendo felices. Supongo que, en algún lugar, ellas si que Viven.

viernes, 15 de mayo de 2015

Lo llaman Amistad y es Vida

 Alza tu copa y brindemos
Por compartir nuestros caminos
Por conocernos y tenernos, por cumplir tantos deseos
Por cada Domingo de paseo
Por cada Verano y por cada Invierno
Por los Otoños y las Primaveras
Por cada uno de esos momentos
Que he pasado a tu vera

Alza tu copa y brindemos
Por los secretos en susurros
Por las anécdotas vividas
Y que quedan por vivir juntos
Por cada chiste malo
Y cada broma buena
Por cada césped que nos ha visto tumbarnos
Y cada cielo que nos ha visto soñando

Alza tu copa y brindemos
Por las alas que nos damos
Las plazas en las que hemos luchado
Y los precipicios escalados
Siempre con una mano al lado
Que nunca deja de apoyarnos
Que siempre empuja hacia la meta
Y siempre ayuda a superar las penas


Alza tu copa y brindemos
Por cada alegría
Por cada risa y sonrisa
Por nuestras caras amigas
Nuestras miradas cómplices
Nuestras aventuras sin dinero ni Visa
Pero con la intención de comernos el Mundo
Y crear el nuestro propio, con más amor, más cariño, más puro

Alza tu copa y brindemos
Para celebrar tu cumpleaños
Tu vida, cada uno de tus pasos
Y poder sentarnos al lado
Mientras no sabemos que contarnos
Pues todo lo vivido esta clavado
Y todo lo sufrido superado
Gracias a saber vivir nuestros caminos abrazados

Alza tu copa y brindemos
y sintámonos, y mirémonos
Que teniéndonos aquí
Nada nos va a vencer
y cada instante es eterno
y despacito y sin quererlo
para el Universo
ya somos un solo ser.

jueves, 14 de mayo de 2015

Ventana

Si quieres te lo cuento,
Si quieres te lo suelto,
Pero  ya te advierto
Que va a armar revuelo

No es algo fácil de comprender
y te pido que estés atenta
porque para hablar con una pared
Mejor me dejo de sutilezas

Que para poner esto en un papel
No se necesita valía
Pero para hacértelo entender
Si debo sacar toda mi valentía

Que había una princesa una vez
Larga melena, rubia,
Ya sabes, como Rapunzel
Y un príncipe sin caballo
Sin regalo, sin reinado
Que solo buscaba esas sonrisas
que te quitaron a base de caricias con prisa

Pero los soñadores a veces caemos de los estrellas, y nos estrellamos
Y siguiendo tu estela fue como quedé atrapado
Y a pesar de que tenía el Universo con un lazo
Envuelto para ti
Supongo que no encajan nuestras manos
Ni nuestros abrazos
Y al fin y al cabo solo Dios sabe lo que me está esperando

Que me pareces genial, por lo cual
Podemos decir que me has interesado mucho
Pero no he encontrado tu respuesta
Por mucho que escucho
Y escucho
Y escucho


Y escucha tú ahora
Escucha con calma
Que esto tiene gracia
Porque estoy narrando el final
De un cuento de hadas
Cuyo único testigo invisible
Ha sido mi almohada
Y bueno, unas dos o tres almas

Y escucha tú ahora
Que aun con todo
Seguiremos siendo amigos
Y escucha con calma
Que no soy yo quien controla el destino
Ni quiere buscar caminos
A través de la nada.

Y escucha tú ahora,
Escucha con calma
Porque he encontrado otras sonrisas que salvan
Que aman, que dan sin esperar nada
Y solo por eso merece la pena
Arriesgarse a conocerlas
Y dejar atrás la historia que no escribimos
Para leer en otros cuerpos
El futuro que me espera
Aunque no sea contigo
Para escuchar en otras risas
La esperanza que me llama
Aunque no sea en tu cama

Y allá vamos, supongo
Ya no hay marcha atrás
Es solo darle  a ese  botón que pone “publicar”

Vaya forma de poner un punto final
A una historia que nunca será
Que solo he imaginado en mi mente, ilusionado
Pero aún así, te prometo que has sido de lo mejor que he soñado


martes, 5 de mayo de 2015

Confía.

No sabes salir de ese laberinto
Con tantas señales contradictorias
Tanta Fuerza y Energía
Sin saber cual es la vía
O cual será la salida
Que debes coger
En esta autopista
Que se hace llamar Vida

Y así pasan los días
Mientras llega un futuro desconocido
Que pasa más rápido que tú
Que crece dejando a tu niña interior
Sin saber que hacer con tanta Luz
Con tanto cielo, con tanto Azul
Con tanto tiempo
Descarrillado en tu estación
Porque no supiste seguir el camino que la sociedad te marcaba
Porque eliges ser auténtica, y no ser otra marca blanca
Que se deja llevar por el río hasta el Mar,
Sin atreverse nunca a nadar
Aprendiendo solo a callar y no hablar,
Y basar tu vida en la rutina
Y en los cafés con leche para superar cada día

Pero no, tú no eres así
Tú eres extraordinaria, y extraordinariamente quieres vivir
Pero es difícil cuando no sabes tu camino
Cuando te pierdes en cada encrucijada
Cuando no encuentras ninguna flecha en cada giro


Lo siento, no tengo brújula
Los dos andamos igual de perdidos
Pero te diré algo
Al final todo cobra sentido
Todo tiene un motivo

Y si no sabes como poner en marcha tus relojes
Como seguir cada día, cada tarde, y cada noche
Solo necesitas saber que todo va a salir bien
Que empujes para delante,
que siempre será un punto diferente al que dejas atrás
Y que avanzar es la única manera de encontrar
De hallar, de experimentar y conocer en algún lugar la felicidad
Y sólo hace falta una señal, aunque no sepas donde esta
Pero te aseguro que si la ves, yo te empujaré para que la sigas
Y que si quieres, podemos perdernos juntos,
Y simplemente Vivir. Y punto.

Por eso déjate llevar, Vive lo que toca con esa sonrisa
Esa sonrisa de niña que no sabe porque va al colegio, pero disfruta de él
Esa niña que solo sabe jugar, compartir, querer
Esa niña que te desde la infancia te mira
Y solo te dice una palabra:
“Confía”.

lunes, 4 de mayo de 2015

Cerraduras de corazón

Aquí sigo yo, lanzando piedras a las ventanas de tu corazón
Esas que están en la parte de atrás
Por las que he intentado pasar,
Pese a que las tienes cerradas
Como la puerta, echado el pestillo
Sin felpudo, ni timbre, atascada
 sin disimulo.

Es gracioso que tú, desde dentro
Digas que eres libre
Encerrada en lo más pequeño de tu interior
Creyendo que allí estarás a salvo de todo el daño
Diciendo que por fin sabes vivir sin dolor

Que ya puedes salir a la calle
Y, cada noche, acompañar tu colchón
Para por la mañana lavar las sábanas y darle la vuelta a la almohada
Buscando que no se acumulen los sueños en una de sus caras
Cambiando cada día de dirección
Porque dices que el amor solo trae sufrimiento,
Egoísmo, rencor.


Aquí sigo yo, lanzando piedras a las ventanas de tu corazón
Con cristales antibalas, y que aíslan el sonido
para evitar oír mis gritos,
para que nada pueda pasar

Es gracioso que tú, desde dentro
Digas que eres libre
Que estas a salvo del frío, del hielo,
pero…no me lo creo.


Por eso, dime
Si prefieres romperte el corazón por no usarlo
O romper a llorar, porque lo has entregado

Por eso, dime
Si es mejor dormir en tu rincón
O dormir en mi abrazo.

Por eso, dime
Si encerrándote consigues ser libre
Y si esa libertad se parece algo a la felicidad
Que te puedo pintar en la espalda
Esta madrugada
Este atardecer
Este anochecer
Si confías en mí y abres tu puerta
Por una vez.

Por eso, dime
Que muerte tiene más honor
Que morir por amor.



domingo, 3 de mayo de 2015

Pequeña lección de astronomía básica

Los dos estaban tumbados bajo un manto de estrellas.  Supongo que suena típico, pero es que de verdad lo estaban. No voy a mentiros, porque esto es verídico, así que debo contaros todos tal y como sucedió. Como decía, los dos estaban tumbados bajo un manto de estrellas, sobre un manto de hierba, y con un manto de sonrisas por abrigo. Entonces a él se le ocurrió una estupenda idea:

- Venga, pregúntame lo que sea, y te responderé.
+ ¿Lo que sea?
- Claro, lo que sea -aunque él esperaba una pregunta en concreto-.
+ ¿Qué son las estrellas fugaces?
- Vaya. Creo que sería mejor que preguntásemos a un astrónomo…o buscásemos en la wikipedia.
+ ¡Pero bueno! ¡Quiero que me contestes tú!
- Vale, vale. Escucha atentamente, porque será la primera y última vez que te cuente esta historia:

Hace mucho, mucho tiempo (como suele pasar con las historias más mágicas), la noche en la Tierra era siempre muy oscura. En esa época, ni siquiera había Luna, pero eso es otra historia que contaré llegado el momento, una historia más antigua que Selene y Endimión. Pero como digo, todo a su tiempo.

Pues bien, la noche era muy oscura. Más oscura que un baño sin luz ni ventanas, más oscura que una sonrisa desdentada. Más oscura y fría, en fin, que un Invierno sin ti.  Esto tenía una explicación. El Dios del Cielo, el verdadero Dios del Cielo (no ese que se hace llamar Urano) todavía no había nacido. Por tanto, el sólo conocía la oscuridad del vientre de su madre, y no podría plasmar otra cosa en el Cielo. Cuando nació, todo cambió. Ya sabes, por el Día todo el firmamento se clareaba como sus ojos azules, y se trasformaba en un reflejo de su alma. Si estaba contento, el Cielo dejaba ver el Sol y resplandecía la lluvia en tu mejilla. Si estaba triste, el cielo se encapotaba y lloraba como yo si no estuvieras en mi Vida. Por la noche, el Dios del Cielo (llamémosle Celeste) dormía y, dado que sus ojos se cerraban, el firmamento se oscurecía. Esto explica muchas cosas, como porque los días son más largos en Verano, pero eso seguramente lo podrás suponer tú.

En fin, vayamos al grano. Un día el Dios del Cielo conoció a una chica. Ya sabes, esa chica que todos conocemos alguna vez en nuestro camino –esa chica que para mí, eres tú, pensó él, pero se lo calló-. Con esa chica (pongamos que se llama Lis) pudo ver el Mundo con mucha más felicidad. Hasta entonces, Celeste no sabía que, hasta en la oscuridad, se podía ver la Luz. Creía que todo era blanco o negro, Cielo o Tierra, Día y Noche.  Pasó con esa chica la mejor época de su eviterna vida. Pero Lis era mortal y, como tal, no podía ser un compañera para toda la Vida. El último día que se vieron, antes de que exhalara su último aliento, Celeste dijo que no la olvidaría. Que, gracias a ella, había descubierto las cosas buenas que se esconden en las horas más negras. Y juró que intentaría que toda la gente que viviera en la Tierra lo entendiera.

Después de hacer los típicos trámites que hacen las divinidades para estas cosas, Selene decidió tatuarse los párpados. Por dentro. Con muchos puntos. No lo he dicho, pero lo más característico de Lis eran sus pecas. Celeste, por tanto, se tatuó dentro de los párpados, con luz divina, esas pecas que tan bien conocía y tantas veces había besado. Así fue, como desde entonces, cada noche, la Tierra se ve iluminada por millones de puntos luminosos, que no son sino el recuerdo del primer y único amor del Dios Celeste.

¿Te ha gustado?

+Sí…pero…había preguntado pos las estrellas fugaces.

-¡Ah! Sí, perdón. Es que necesitaba contar esto antes. ¿Sabes que las almas están hechas de la misma Luz divina que el tatuaje de Celeste, no? De hecho, por eso se dice que estamos hechos del mismo material que las estrellas. Cuando morimos, nuestras almas van al Universo, a formar parte de todo y ser un todo con la inmensidad de las Galaxias. Entre tantos puntos luminosos, en esta negrura insondable, existen millones de almas. No podemos verla porque hemos perdido esa mirada que, hace milenios, se enseñaba. Pero en toda esa negrura existen miles y miles de almas que observan nuestras vidas, esperando que nos reunamos con ellas y podamos ser parte del firmamento; para hacerlo más bonito, más grande, más bello.

Total, Lis, lógicamente, tenía alma. Y, lógicamente, está en el firmamento. Pero, a diferencia del resto de ánimas, ella no observa a los mortales. Está demasiado emocionada observando cada noche ese mapa de pecas que su Dios plasmó para la eternidad.


¿Las estrellas fugaces? Bueno, las lágrimas son pequeñas partes del alma. Pequeña luz divina. Y digamos que Lis también llora.

viernes, 1 de mayo de 2015

Perdón

[Por una vez no puedo reflejar en algo tan "encorsetado" a veces, como es un poema con su estructura, todo lo que quiero decir. Por eso es necesaria una pequeña introducción. Una dedicación. Esto va para todas aquellas personas a las que he hecho daño. En nuestra vida vamos a tener muchas relaciones, con muchas personas: de amistad, de amor... Y estas últimas supongo que son las peores. Porque unas veces intentamos ser agradables y creamos ilusiones, otras veces intentemos que nos amen y, cuando lo conseguimos, dejamos de amar. Otras veces, simplemente...se apaga la llama. O se quema la cerilla. Esto lo mando a todas aquellas personas a las que he hecho daño en una relación. No quiero. No me gusta. Cuando empiezo algo no creo que vaya a acabar mal. Cuando empiezo algo confío en que vaya a salir bien. Si lo empiezo, es porque quiero ese futuro. Pero la Vida cambia. Las Personas cambian. Los sentimientos cambian. Y no se puede hacer nada. No se puede robar días a la persona amada para no hacerla sufrir. Eso es el peor castigo. Incluso aunque sigas amando a alguien, a veces la relación no funciona. Y no es algo que se pueda explicar. Es algo que simplemente pasa. Quizá no es el momento. Quizá no es el lugar. Quizá en un futuro...pero solo es un quizá. La verdad es que en ese momento no puedes hacer más. Dejarlo, dejar de mantener con vida algo que ha muerto dentro de ti. Sacar el cadáver fuera para entenderlo, para enterrarlo, para pasar el duelo. Para que tú, y la otra persona lloreis el sufrimiento y, con el paso del tiempo, superéis ese momento. Y seáis felices, con una experiencia que fue buena y mala, que tuvo su cara y su cruz, como cada Día que vivimos. 

Aquí va. Lo siento.]


Siento todo las cicatrices, siento todo el daño
Pero a veces soy fuego
A veces ardo,
Y quemo todo alrededor, sin querer
Viendo la destrucción que dejo

Juro que no busco eso cuando empiezo
Solo busco amar y ser amado, como todos, supongo
Pero sí, acabo destrozando
Y Lo siento
Pero el amor no se elige,
No se puede continuar cuando es un no
Cuando cada día es resistencia, cuando todo es dolor
Anestesiado por la rutina, por una falsa zona de confort

Y es que hay una cosa que se aprende cuando creces
Cuando duele
Que como dijo aquel poeta
“El amor no siempre es suficiente”
No todo es quererse,
Porque te quiero, pero no puedo estar contigo,
No en este momento, no en este lugar,
Ni siquiera como amigos


¿Pero qué hago?
No puedo amar obligado
Seguir en una relación por no hacer daño
Que es la peor forma de quitar un futuro, de robarlo
¿Acaso sería mejor no haber empezado?
¿No haber vivido esos besos, esas caricias, esos abrazos?
Lo siento, no creo en esas soluciones
Perdón por el daño hecho, perdón por el que queda por hacer, si queda alguno
No quiero hacerlo, pero tenemos que vivir
Tenemos que enamorarnos, y desenamorarnos
Tenemos que amar, ser amados,
Doler y ser dolidos


Fuiste todo, y te quise como tal
Te ame cada instante como te merecías
Hasta que un día ya no podía
Y vino la verdad, el dolor, la explosión
Y te aseguro que es verdad, lo que dice Leiva
Que “La pena pesa un kilo más para el que parte”
Y si puedo llevar esa mochila tan pesada
Con tantas despedidas, y tantos dramas
Es porque sé que fue para bien
Que el destino sabe lo que hace
Que si algún día volvemos será porque debe ser así
Y si no lo hacemos, será porque es la única forma de que seas feliz

No quiero dejar de pedirte Perdón
De poner otro Lo siento en este folio
Siento todo el sufrimiento, todas las heridas
Pero…creo que lo repetiría
Porque lo vivido supera con creces lo sufrido
Porque fuiste mi mejor expectativa
Pero a veces no se cumplen, y a veces solo queda eso
Un abrazo, una despedida
Lo siento. Siento todo el daño.
Lo siento mucho. Pero es así. Es la Vida.