lunes, 20 de abril de 2015

Penumbra


Estoy entre la oscuridad y la luz
Unas veces en un pozo
Otras a diez mil metros de altitud

A veces tan feliz de verte
Y otras tan triste
De no tenerte

Lloró de alegría por haberte conocido
Y lloro de pena
Por no poder ser testigo
De tu despertar cada mañana
De cada atardecer
Y cada anochecer, en tu cama

Por no poder ver cada una de tus sonrisas
Saber cada uno de tus secretos
Tocar cada una de tus caricias
Probar cada uno de tus besos

Me doy entero
Completamente, solo para ti
Porque la vida que quiero
Solo la quiero si estas junto a mí

Y por eso seguiré escribiendo
Esperando que leas esto
Que sepas que todo lo inspiras tú
Que cada línea de mi texto
Y cada hueso de mi cuerpo
Es tuyo desde aquel momento
En que empezaste a sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario